Láser resurfacing

TRATAMIENTO

Consiste en la utilización del láser u otra energía luminosa intensa, directamente sobre la superficie cutánea de la zona a tratar. A nivel celular dicha energía se transforma en calor intenso, responsable del efecto terapéutico (destrucción-eliminación y estimulación-reparación).

La reparación que se produce mejora globalmente el aspecto y tono de la piel, que en el caso de la cara determina un significativo efecto lifting. Dependiendo del grado del tratamiento requerirá o no un postoperatorio más o menos duradero.