Mamoplastia de reducción Mastopexia

TRATAMIENTO

La mamoplastia de reducción elimina tejido graso y/o glandular de las mamas, disminuyendo su volumen. En caso de tamaños exagerados de mama está recomendada para prevenir trastornos respiratorios, dolor y deformidad de la espalda. En el caso de que exista ptosis mamaria, se realiza conjuntamente una mastopexia que eleva y reubica el tejido mamario, la areola y el pezón.

Se puede utilizar anestesia local o general (en este caso la paciente permanece ingresada de doce a veinticuatro horas). La reincorporación a actividades habituales es a los ocho o diez días excluyendo actividades deportivas en un mes. Ambas intervenciones dejan cicatrices poco apreciables que se disimulan con el tiempo. En general el resultado estético es altamente satisfactorio.